Vandal Sports
  1. Vandal Sports
  2. Noticias
  3. Hardware
  4. El procesador Ryzen, preparado para jugadores de eSports amantes del streaming

El procesador Ryzen, preparado para jugadores de eSports amantes del streaming

AMD nos presenta a su nueva joya de cara a los próximos años.

El pasado martes, AMD nos presentó algunas de las bondades de su nueva serie de procesadores, conocida por el sobrenombre de Ryzen, que salen en el día de hoy a la venta en el mercado y que cuentan con unas cuantas características que van a hacer frotarse las manos a los jugadores y, sobre todo, a los deportistas electrónicos aficionados al streaming.

No vamos a centrarnos demasiado en las comparativas de rendimiento con respecto a los procesadores de Intel, dado que el producto acaba de incorporarse al mercado, pero si queremos resaltar que a grandes rasgos, el Ryzen 7 1800X de 4Ghz, el modelo más alto de los 3 que salen a la venta hoy, supera en lo que a rendimiento multinucleo se refiere al i7-6900K y al 7700K según los datos que nos brinda la propia AMD, pero sufriendo algo más en el rendimiento de cada núcleo de forma individual, consiguiendo ahí resultados similares o peores que los de los procesadores de Intel.

Por lo tanto, nos encontramos con un procesador con un rendimiento similar y a veces superior al de los modelos actuales de su gran rival, Intel, pero con algunas diferencias que hacen que Ryzen sea una opción mucho más apetecible para buena parte de los jugadores.

La primera es la potencia máxima de consumo que oscila entre los 95W de potencia de los dos modelos más ambiciosos a los 65 del procesador más básico, haciendo que a nivel de consumo sean, a día de hoy, más efectivos que los procesadores de Intel que nos encontramos a día de hoy en el mercado.

Estas son las especificaciones de los nuevos procesadores Ryzen de AMD.
Estas son las especificaciones de los nuevos procesadores Ryzen de AMD.

Además de ese consumo, otro de los puntos clave a favor de AMD en su procesador más ambicioso, el Ryzen 7 1800X, es el precio recomendado con el que sale a la venta, unos 499$, la mitad de precio que el que autodenomina la marca como su rival, el Intel i7-6900k que podemos encontrar por algo más de 1000 dólares en el mercado.

Como os digo, no queremos complicarnos demasiado con comparativas ni datos técnicos, aunque si los datos de AMD son correctos estaríamos en su modelo más ambicioso ante un procesador con un rendimiento similar, menos consumo y un precio mucho más económico que el de su rival, lo que sería todo un acierto por parte de la marca americana.

Sin embargo, no podemos obviar una de las características que nos presentaron y que más llamó nuestra atención, que es la de la tecnología XFR que hace que, si detecta que el procesador tiene refrigeración suficiente ya sea por un gran sistema de ventilación o por la apuesta por la refrigeración líquida, esta tecnología hace OC automático de los procesadores Ryzen, aumentando su rendimiento sin que nosotros, como usuarios, tengamos que hacer nada al respecto.

Para los amantes del OC, AMD también ha desarrollado un nuevo software que viene de forma gratuita con Ryzen y que recibe el nombre de Ryzen Master Utility, permitiéndonos modificar parámetros de nuestro procesador para que podamos hacerle OC de forma sencilla a golpe de clic, algo que ya estamos acostumbrados a ver en los últimos años con diferentes tipos de software que acompañan a las tarjetas gráficas.


Sin bajadas de rendimiento ni fallos de codificación en los streaming

Pasemos ahora a hablar de temas más enfocados a los jugadores y, sobre todo, relacionados en estas primeras frases con el streaming y el rendimiento de los juegos mientras los deportistas electrónicos o nosotros, como jugadores, tenemos mientras estamos haciendo algún tipo de directo en el PC.
Para poder hacer streamings, como muchos ya sabéis, necesitamos una gran carga de trabajo de nuestros procesadores, haciendo que en ocasiones veamos como el rendimiento de nuestros juegos se ve afectado con algunas micro caídas de fps que también pueden ocurrir en las señal que emitimos en directo ya sea por Twitch, Youtube, Facebook Live o la plataforma que cada uno utilice.

AMD ha pensado en estos problemas de los jugadores y, por eso, ha preparado especialmente los procesadores Ryzen 7 1800k y Ryzen 7 1700K para evitar esos molestos FPS drops que afectan sobre todo a los jugadores de CS:GO mientras hacen streaming, mejorando la calidad del mismo reduciendo el fallo de codificación en un stream a 1080p y 60FPS con el programa OBS al 0% según sus estadísticas.

La marca estadounidense también nos ha ofrecido una gráfica para mostrarnos el rendimiento de sus nuevos procesadores con respecto a los de Intel corriendo diferentes juegos usando una gráfica NVIDIA GTX Titan, una elección bastante curiosa ya que se trata de una de las tarjetas estrella de la competencia.

En estas comparativas, el procesador Ryzen 7 1800X demostró trabajar mejor a una resolución de 4K que los Intel i7-6900K en la mayoría de los juegos, con diferencias de entre 4 y 10 fps en juegos como Battlefield 4, GTA V o Doom. Sin embargo, en los procesadores de gama media-alta, la comparativa a una resolución de 1440p estaba más igualada, con el Intel i7-6800k siendo superior al Ryzen 7 1700X en ciertos juegos como el Civilization VI o el Alien Isolation, mientras que las diferencias de rendimiento entre el Ryzen 7 1700 y el Core i7-7700K eran mínimas a excepción de GTA V, donde el procesador de Intel arrasó siendo 29 FPS superior al modelo más básico de la gama Ryzen.

Galerías relacionadas

Comentarios: 0
Flecha subir